Cuidado con las altas temperaturas y los golpes de calor

Llega el verano, sube la temperatura y el cuerpo lo siente. La Dra. Canals nos cuenta qué es un golpe de calor, cómo podemos prevenirlo y cuáles son los cuidados adecuados al momento de pasar un día al aire libre.

El cuidado frente al calor extremo es un tema recurrente cada verano debido a los golpes de calor que se producen cuando una persona está expuesta a altas temperaturas durante mucho tiempo sin poder compensar el calor que registra el cuerpo. “En estos casos, el paciente puede sufrir de hipertermia (temperatura corporal anormalmente elevada), vasodilatación (baja la presión arterial) y aumento de la frecuencia cardíaca”, explica la Dra. Alejandra Canals, especialista en Clínica Médica y Cuidados Paliativos de Fundación Intecnus.

Como consecuencia de esta patología, podés sentir agotamiento, mareos, desorientación de tiempo y espacio, sensación de falta de aire, náuseas, piel enrojecida y caliente, deshidratación y palpitaciones.

Hay cierta población que se denomina de riesgo a la que le resulta difícil mantener la temperatura corporal en forma adecuada sin desestabilizarse, puede perder el equilibrio hidroelectrolítico y deshidratarse fácilmente. Los más cuidados deben ser los niños (sobre todo menores a un año) y adultos mayores, en términos generales; y personas con patologías crónicas o tratamientos farmacológicos para enfermedades graves o degenerativas.

¿Qué cuidados debemos tener frente a las altas temperaturas?

En la época de verano es sumamente importante prestar atención a los horarios para evitar la exposición directa entre las 11.00 y las 16.00 hs. Canals recomienda buscar momentos de resguardo a la sombra o en un lugar cerrado donde la temperatura sea más baja y mantener la hidratación en forma regular y durante todo el día. “Es importante hidratarse con bebidas isotónicas o agua templada (ni fría ni caliente) y, en el caso de los niños, libre de proteínas, es decir, no utilizar leche”, explica.

Además, cuando uno está sobre el lago o en el camino y pasa por una fuente de agua fresca, es recomendable mojarse el cuerpo para bajar la temperatura corporal y humedecer aquellos lugares por donde pasan los grandes vasos sanguíneos como la cabeza, la nuca, el pecho y las axilas.

Otro punto importante es cuidar la piel colocando protector solar, usando ropa adecuada para actividades al aire libre, sombrero o gorra para resguardar la cabeza y cuello, y utilizando lentes de sol con filtro UV. Acá podés revisar los 5 consejos de los especialistas para cuidar la piel del sol.

¿Qué hacer si una persona sufre un golpe de calor?

La Dra. Canals nos explica que si el paciente permanece muchas horas expuesto, empieza a sudar y no se hidrata correctamente, puede sufrir una descompensación de los líquidos. En ese caso, lo primero que tenemos que hacer es darle pequeños sorbos de agua templada, refrescar el cuerpo con paños húmedos frescos y, en caso de que el paciente no se componga, visitar al médico.

Frente a cualquier inquietud podés comunicarte con nosotros mediante nuestra página web o enviándonos un email a [email protected]

Esta nota fue realizada con el asesoramiento de la Dra. Alejandra Canals, especialista en Clínica Médica y Cuidados Paliativos de Fundación Intecnus.

Requisitos para ser donador de sangre en Fundación INTECNUS