Deportes al aire libre, consejos a tener en cuenta para una práctica segura

Al llegar el verano, los deportes al aire libre son los más elegidos. Desde los acuáticos como kayak o remo; hasta los de montaña como trekking o ciclismo. El traumatólogo Martín Buchuk nos cuenta qué tener en cuenta para prevenir las lesiones más comunes.

Finalmente llegó el calor y muchos salieron con ansias a retomar las actividades recreativas habituales; y en Bariloche hablar sobre deportes y prevención de lesiones se vuelve un tema muy amplio por las diversidad de actividades, múltiples terrenos y enorme diferencia de niveles físicos.

 

“No creo que el verano nos encuentre en peores condiciones físicas que en un año habitual ya que la pandemia permitió a muchas personas conectarse con su cuerpo e iniciar un camino más saludable. Los entrenamientos con soporte virtual, el boom de las bicicletas cuando fue permitido, las caminatas, etc., lograron que aún más personas abracen las bondades infinitas de la actividad física este verano”, alienta el Dr. Martín Buchuk, médico del Servicio de Traumatología de Fundación Intecnus.

 

La montaña: ¿qué es lo importante para una salida satisfactoria?

¿Sabés a dónde vas? ¿Hay agua en el camino? ¿Chequeaste el pronóstico del clima? ¿Sabés dónde hacer vadeos para no mojarte los pies? ¿Cuánto hace que no usabas ese calzado de trekking? “Estos y otros factores son importantes relevar antes de iniciar la travesía. Por ejemplo, las lastimaduras en la piel de los pies son un clásico, por eso es importante llevar cinta de tela y detenerse a resolver las molestias antes de romper la piel. Además recomiendo medias secas extras siempre y, por más que suene increíblemente básico, hay que atarse los cordones ya que un calzado suelto se traduce en ampollas y lesiones de tobillos”, explica el Dr. Martín Buchuk.

 

Además, tené en cuenta que es bueno que lleves a la caminata bastones de trekking para las bajadas ya que son fundamentales para prevenir las lesiones en las rodillas.

 

Por otro lado, la radiación del sol está presente siempre por lo que tenemos que usar protección solar, gorro y anteojos de buena calidad. Debemos entender que, con el calor del verano, nos podemos deshidratar con más facilidad por lo que incorporar el concepto de beber líquido antes de tener sed es fundamental. Antes de salir, chequeá si tenés agua y si es seguro su consumo. “Dos gotas de lavandina por litro y panza contenta”, nos aconseja Buchuck.

 

El lago: si hablamos de verano, hablamos de agua

“Tener un kayak no es saber remar. Agarrar un remo no es saber usarlo. Tener calor no es motivo para no usar un chaleco salvavidas”, reflexiona el traumatólogo. Para quienes practican deportes en el agua, es habitual observar muchas situaciones de riesgo, el Dr. nos puntea conceptos básicos a tener en cuenta:

 

  • Aunque sea un día de calor, el agua siempre es muy fría. Debés vestirte pensando en la posibilidad de caer al agua.
  • El salvavidas se llama así por algo lógico, ¡tenés que usarlo siempre! Uno de un tamaño inadecuado te va a brindar una falsa sensación de seguridad. Si no es de buena calidad o no te ajusta lo suficiente, al caer al agua se va subir generando dificultad para mover los brazos y compresión en la garganta.
  • Los chalecos específicos para niños tienen (y debe usarse) la cinta o sujeción entre las piernas para evitar que se salga hacia arriba. Además, deben tener flotación en la nuca para mantener la cabeza a flote y mirando hacia arriba para poder respirar.
  • Si caés al agua, nunca tenés que desprenderte o alejarte de la embarcación. La hipotermia llega en pocos minutos y descoordina los músculos por lo que no nos permite nadar ni respirar.
  • Un inflable con forma de ballena cerca de la costa con niños requiere tener en cuenta lo siguiente: el lago o río puede ganar profundidad en un solo metro, cuanto más grande o esférico es el accesorio más difícil de agarrarse y también será fácilmente llevado por el viento.

 

Finalmente, tené en cuenta que, en el agua, la radiación solar nos llega por reflejo desde todos lados, por lo que la protección solar y anteojos adecuados son igual de importantes que en cualquier otro momento al aire libre.

 

Ciclistas: ir con cuidado sobre dos ruedas

Contar con el material técnico y elementos de seguridad básicos como casco y anteojos, respetar las normas de tránsito cuando estemos junto a los automóviles, ir por donde corresponde, sin marcha zigzagueante, si estamos acompañados ir en fila con espacio suficiente y nunca ir a la par, evitar el uso de auriculares para estar atentos al tránsito, son algunas de las recomendaciones básicas. Al igual que cuando manejamos cualquier vehículo, los ciclistas deben ser pacientes y prudentes para un sobrepaso seguro.

 

“La actividad deportiva debe ser siempre saludable y positiva para el cuerpo y la mente, mantengamos en el inicio del verano los objetivos claros, evitemos accidentes o lesiones físicas. Que el entusiasmo excesivo no nos domine: el mejor camino en una vida deportiva debe ser seguro y placentero. Si entrenamos, aprendemos técnicas, hacemos una buena planificación y elegimos actividades acordes a nuestras capacidades, seguramente el resultado será un verano pleno de satisfacción y salud”, concluye el traumatólogo.

Recordá que, aunque podamos salir a practicar deportes o pasar el día al aire libre, seguimos en pandemia por lo que a estos consejos específicos se suman los que ya conocés: mantener la distancia social, lavarse las manos, usar barbijo mientras no practicamos la actividad y cuidarnos.

 

Frente a cualquier inquietud sobre tus prácticas deportivas o tu salud en general podés comunicarte con nosotros mediante nuestra página web, o enviándonos un email a [email protected]

Esta nota fue realizada con el asesoramiento de la Dr. Martín Buchuk, médico del Servicio de Traumatología de Fundación Intecnus.

Requisitos para ser donador de sangre en Fundación INTECNUS