Manchas en la piel a causa del sol: ¿por qué se producen y qué hacer si aparecen?

Si hablamos de verano, hablamos de exposición al sol. La Dra. Lequio nos explica qué son las manchas, por qué se producen como consecuencia de los rayos del sol, cuáles son los factores de riesgo y cómo cuidar la piel para prevenirlas.

Exponerte al sol durante el verano es inevitable, pero lo que sí podés controlar es cómo protegés tu piel de los daños del sol para evitar la aparición de manchas que pueden terminar en lesiones más graves o, incluso, en cáncer de piel. ¿Qué son las manchas? ¿Por qué se producen? ¿Cómo evitarlas?¿Qué hacer si aparecen? ¿La edad o tipo de piel es un riesgo? Acá todas las respuestas y recomendaciones para la prevención que te brinda el Servicio de Dermatología de Fundación Intecnus.

¿Qué son y por qué se producen las manchas en la piel?

Lo que uno observa como manchas en la piel, o “máculas” como las llamamos los médicos, se define como un cambio en la coloración. A grandes rasgos, pueden deberse a cambios en la cantidad de pigmento o “melanina”, o también a modificaciones en la red capilar de la piel, que se ven como áreas de enrojecimiento.

Los factores que producen los distintos tipos de manchas en la piel son múltiples; dependen de la genética y tipo de piel de cada persona, y de factores ambientales. “La radiación ultravioleta es el factor más estudiado; sabemos que afecta a la piel en forma directa en cada exposición y también produce un daño progresivo a lo largo de la vida. Los hábitos de exposición al sol, marcan a largo plazo el destino de la piel, la posibilidad de tener manchas y otras lesiones benignas y malignas”, explica la Dra. Mariana Lequio, médica de nuestro Servicio de Dermatología.

Tanto la radiación ultravioleta tipo A como la tipo B están involucradas en los procesos de carcinogénesis y en el “fotoenvejecimiento”. Los dos tipos de rayos se encuentran presentes a lo largo de todo el año, la diferencia es que la radiación UVB llega con un pico de irradiación en horarios de mediodía mientras que la UVA es más constante a lo largo del día.

Es por esto que los protectores solares actuales indican frente a qué tipo de radiación solar protegen (UVA y UVB) y en qué grado (FPS). Si bien es recomendable chequear estas características en los envases, también es importante que sepas que no hay un horario de exposición al sol ni un producto con filtro solar que sea 100% seguro para la prevención de cáncer de piel, ni para prevenir la aparición de manchas benignas. Sin embargo, podés seguir ciertos lineamientos para disfrutar del sol cuidándote lo más posible:
➔ si te vas a exponer, hacelo antes de las 10.00 a.m. y después de las 16.00 p.m..
➔ colocá protector solar a partir de FPS 30 en adelante, 30 minutos antes de la exposición y reforzá cada 2 horas.
➔ mantené una alimentación y hábitos saludables y equilibrados, ya que influyen en la función de vigilancia que ejerce nuestro sistema inmune.

¿Qué hacer si aparece una mancha en tu piel?

Ante la aparición de una nueva lesión en la piel, la recomendación es consultar con un dermatólogo. Algunas características agrupadas en la regla del ABCDE sirven para el autoexamen de la piel y como pautas de alarma. ¿En qué consiste esta técnica? En revisar:
A → Asimetría: que la mitad de un lunar no es igual que la otra mitad.
B → Bordes irregulares: desiguales, irregulares, borrosos o dentados.
C → Color: es importante el cambio de color de una lesión a tonos más oscuro, más claro o rojizo, u observar varios colores en una misma lesión.
D → Diámetro: cuando el lunar mide más de 6 milímetros o que aumente de tamaño.
E → Evolución: si el lunar experimenta cambios en cuanto a tamaño o forma.

Sin embargo, acudir al médico para una evaluación en consultorio es fundamental para tener un diagnóstico correcto y recibir las recomendaciones más precisas y/o el tratamiento adecuado. “Existe más de una opción de tratamiento para las lesiones de piel, algunas son mínimamente invasivas y puede realizarlo el paciente en su domicilio, siguiendo indicaciones médicas. Otras opciones se realizan en consultorio, la elección o recomendación en cada caso se define en base a la situación de cada paciente”, explica Lequio.

Además, es importante considerar que las personas mayores de 60 años y de piel clara constituyen un grupo de riesgo para estas lesiones. Sin embargo, factores genéticos y de exposición a factores ambientales hacen que exista riesgo en personas fuera de este grupo, por lo tanto te recomendamos realizar un control anual de toda la piel.

Es importante aclarar que no cualquier mancha tiene potencial de transformarse en cáncer de piel. El dermatólogo que es quien mejor puede diagnosticar y recomendar medidas de prevención y tratar las lesiones que tengan potencial de transformarse en malignas. En Fundación Intecnus estamos a disposición de los pacientes que requieran consultas de control dermatológico. Frente a cualquier inquietud podés comunicarte con nosotros mediante nuestra página web o enviándonos un email a [email protected]

Esta nota fue realizada con el asesoramiento de la Dra. Mariana Lequio, médica del Servicio de Dermatología de Fundación Intecnus.

Requisitos para ser donador de sangre en Fundación INTECNUS