Esclerosis múltiple, conocer y entender para tratar y ayudar

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica neurodegenerativa de causa desconocida, caracterizada por múltiples lesiones en el sistema nervioso central. El Dr. Sergio Lindenbaum, médico del Servicio de Neurología, nos explica los detalles de esta patología.

La esclerosis múltiple es una de las llamadas enfermedades desmielinizantes del sistema nervioso central en la que el sistema inmunológico daña al propio sistema nervioso central y las conexiones entre el cerebro y el cuerpo. Tiene mayor prevalencia en poblaciones jóvenes y en Argentina 17 de cada 100 mil habitantes la padecen.  Se caracteriza por afectar la mielina, una capa que rodea las prolongaciones de las neuronas y que permite que la transmisión de los impulsos de información sea rápida y eficiente. Al verse afectada, la transmisión se hace más lenta y a veces hasta puede interrumpirse, lo que da lugar a esta enfermedad.

Si bien es una patología que está en pleno proceso de investigación porque su desarrollo no es completamente conocido, se sabe que es una enfermedad autoinmune, lo que significa que nuestro propio sistema inmunológico (encargado de defendernos de agresores externos como virus o bacterias) ataca a diferentes partes de nuestro organismo, en este caso, el sistema nervioso. “Para que esto ocurra, se conjugan una serie de factores genéticos y otros ambientales, que producen un desbalance en este sistema que determina el proceso inflamatorio y la lesión de la mielina. Afortunadamente, en las fases iniciales de la enfermedad, esto se puede revertir”, explica Sergio Lindenbaum, médico del Servicio de Neurología de Fundación Intecnus.

Como la mayoría de las enfermedades autoinmunes, es más frecuente entre las mujeres. Los síntomas iniciales suelen aparecer entre los 20 y los 40 años de edad, aunque puede presentarse a cualquier edad.

Existen diferentes formas clínicas de la enfermedad, aunque entre el 85% y 90% de los pacientes tienen el tipo recurrente-remitente (o recaída-remisión) que se caracteriza por brotes inflamatorios y síntomas clínicos, que se alternan con períodos de actividad y ausencia, como alteración de la agudeza visual conocida como neuritis óptica, visión doble, alteraciones de la motilidad (debilidad) o de la sensibilidad (falta de sensibilidad, hormigueos o dolores en diferentes localizaciones). La recuperación, luego de un brote o recaída, puede ser total y completa o parcial e incompleta, y pueden quedar “cicatrices” en el sistema nervioso central y secuelas clínicas.

Los tratamientos actuales apuntan a que los períodos inactivos de la patología sean lo más largos posibles y que la recuperación luego de un brote sea lo más completa posible. El diagnóstico se basa en una serie de criterios clínicos y de hallazgos en la resonancia magnética de cerebro y médula espinal.

“Existen hoy en día numerosas terapéuticas disponibles, y se encuentran en investigación fármacos destinados a ésta y otras enfermedades autoinmunes del sistema nervioso. La gran mayoría de los tratamientos actuales apuntan a modular las respuestas del sistema inmunológico, intentando evitar el proceso inflamatorio en el sistema nervioso, sin debilitar demasiado la inmunidad.”, amplía Lindenbaum.

La esclerosis múltiple es una enfermedad de la cual se conoce cada vez más en la medida en la que se detecta, diagnostica y trata más precozmente. El objetivo de los especialistas es modificar el curso natural de esta patología, intentando que quienes la padecen puedan continuar con su vida y sus proyectos con la menor afectación posible durante el mayor tiempo posible. Se denominan terapias modificadoras de la enfermedad (DMTs por su sigla en inglés).

Como parte de la atención integral de esta enfermedad, existen en Argentina y el mundo, asociaciones y grupos de pacientes y profesionales que brindan contención y apoyo en cuestiones que exceden el mero tratamiento farmacológico. Junto a un grupo de profesionales de diferentes áreas del equipo de salud, hemos formado en Bariloche uno de estos grupos para que los pacientes cuenten con un espacio de intercambio y contención.

Si tenés dudas o consultas sobre esta u otra patología, podés escribirnos a nuestro correo electrónico [email protected]

Esta nota fue realizada con el asesoramiento de Sergio Lindenbaum, médico del Servicio de Neurología de Fundación Intecnus.

Requisitos para ser donador de sangre en Fundación INTECNUS